Corralillenses denuncian exceso de deshumanización contra Cuba y sus hijos


Por Yensi Rivera, corresponsal de Telecubanacán

Los trabajadores y miembros de los Comités de Defensa de la Revolución, CDR, del villaclareño municipio de Corralillo unen esfuerzos desde este noroccidental terruño para exigir al gobierno de los Estados Unidos el regreso a Cuba de René González, uno de los Cinco Héroes cubanos que ha estado confinado en cárceles norteamericanas por un extenso período de más de 13 años y que deberá salir de prisión el venidero 7 de octubre, al concluir la larga e injusta condena impuesta por el imperio.

En el reclamo, los corralillenses ponderan el retorno de René a su seno familiar y rechazan la prepotente decisión de la jueza Joan Lenard de mantenerle durante tres años más en libertad supervisada en el seno del monstruo a merced del extremismo anticubano miamense, tras declinar la solicitud de permitir a González Sehwerert el regreso inmediato a Cuba luego de su excarcelación.

Las opiniones de los pobladores califican el proceder legal contra Cuba y sus hijos como indolente e inhumano.

Regino Freire Castellón, profesor del Instituto Preuniversitario Urbano, IPU, de la cabecera local, advierte que la tortuosa separación de la familia, y la «libertad vigilada», en medio del ambiente pútrido de Miami, son sobredosis de ignominia contra René.

Landy Rodríguez Pérez , especialista de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, del terruño, recalca que los Cinco han sido víctimas del odio yanqui contra un archipiélago que defiende su soberanía, su tranquilidad. La negativa contra la posibilidad de que René pueda retornar a Cuba para estar nuevamente con su esposa, Olga, y sus hijas, Ivette e Irma, es otra forma de expresar la incompatible política contra la nación caribeña.

Márade Rodríguez Rodríguez, organizadora de la zona cederista # 3, rechaza la determinación de la jueza norteamericana y expresa preocupación por la vida del compatriota quien correrá grandes riesgos al cumplir la sentencia judicial en Miami, el lugar menos pertinente para un defensor de la Revolución cubana.

Carlos Marrero Rojas, fundador de los CDR, insiste en la imperiosa urgencia de que desde dentro se aprovechen las tribunas y escenarios el venidero día 28, cuando la mayor organización de masas del país arriba a 51 años en la defensa de la nación, para que el mundo escuche la exigencia , y ponga su mirada en el exceso de deshumanización al que se somete no solo a René, sino también al resto de los cautivos: Ramón, Fernando, Antonio y Gerardo.

Esta entrada fue publicada en Solidaridad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s