Día de las madres


A mi querida madre y a todas las madres amigas y del mundo, quienes engendran la vida y la cuidan con celo, defendiéndola hasta arriesgar y dar su propia vida, este poema de Jose Martí, de sus Versos Sencillos.

Poema XXVII

El enemigo brutal

Nos pone fuego a la casa:

El sable la calle arrasa,

A la luna tropical.

Pocos salieron ilesos

Del sable del español:

La calle, al salir el sol,

Era un reguero de sesos.

Pasa, entre balas, un coche:

Entran, llorando, a una muerta:

Llama una mano a la puerta

En lo negro de la noche.

No hay bala que no taladre

El portón: y la mujer

Que llama ha dado el ser:

Me viene a buscar mi madre.

A la boca de la muerte,

Los valientes habaneros

Se quitaron los sombreros

Ante la matrona fuerte.

Y después que nos besamos

Como dos locos, me dijo:

“!Vamos pronto, vamos, hijo:

La niña está sola: vamos!” !

Felicidades!, en este y todo los días, por encima de sus tristezas y de sus desvelos. El amor puro de madre siempre vencerá. Con infinito cariño. Cinco abrazos.

Tony

7 de mayo de 2011

FCI Florence

Esta entrada fue publicada en Antonio Guerrero Rodríguez, Los 5 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Día de las madres

  1. El Soñante dijo:

    Madre solo hay una y es el tesoro más grande que la vida nos pudiera haber obsequiado.

    Un saludo desde http://lunare.wordpress.com/ ojala pueda pasar a dejar un comentario en mi blog, gracias de antemano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s